5/12/08

Web 2.0 y politica

En el Foro de las Sociedades Digitales desarrollado hace unas pocas semanas en Argentina, se hablo acerca de Política y Ciudadanía en tiempos de la web2.0 ahi Cesar Calderon y otros participantes resaltaban el rol de los ciudadanos 2.0 para definir politicas y ayudar a los politicos para que estos tomen las desciciones mas acertadas para sus alcaldias, prefecturas.

Bien a mi me parecio bastante saludable, ademas que gracias a la victoria de Obama, ahora todos los fanaticos de la web 2.0, andan cantando al mundo entero las maravillas de la web 2.0, claro que Obama aprovecho que ni Mc Cain ni Clinton, sabian como utilizar las herramientas para hacerle frende de verdad.

Pero mas alla de ese caso, veo que esto de la viralidad y la web 2.0 funciona cuando la gente sabe como funciona y permiete de esta forma al candidato, llegar con un mensaje directo y direccionado al votante o persona comun. Alguien como yo por ejemplo lo seguiria a Obama solo por el hecho de que me coloque en su lista de amigos en Twitter o que me acepte como su amigo en FAcebook.

Pero que pasaria si antes que los ciudadanos los politicos supieran el funcionamiento de la web 2.0, es decir abrieran cuentas, se acercaran al usuario, y poco a poco se ganen la confianza de millones de internautas, y de repente antes de que pestañees este politico utilizaria toda la informacion que le diste para sus propios fines....

Un Politico, tiene el dinero (bueno para la web 2.0 no se necesita mucho tampoco), puede manejar a personas, puede utilizar su imagen descaradamente y puede tener mucha influencia si sabe com funciona toda esta maquinaria llamada 2.0.

Seguro mucha gente de la web 2.0 dira, pero eso no ocurrira por que en la Internet hay autorregulacion, que la gente se dara cuenta, la gente es inteligente..... y tienen razon, pero eso es cuando los politicos estaban durmiendo... cada dia que pasa los politicos y los propios bloggers, o revolucionarios web 2.0, andan enseñando, colaborando con politicos...... pero ahi esta el problema son "politicos latinoamericanos".

Me asusta pensar en un Montesinos 2.0