30/8/13

El insomnio es un peligro silencioso

Millones de personas inconscientemente se privan a sí mismas de un sueño reparador.

Varias investigaciones arrojan que la mayoría de las personas requiere entre siete u ocho horas de sueño para funcionar óptimamente. No obtener suficiente sueño puede poner en peligro la salud y hasta acortar la vida. Desde la infancia hasta la vejez, los efectos del sueño insuficiente pueden afectar profundamente la memoria, aprendizaje, creatividad y productividad, estabilidad emocional y la salud física.

Los especialistas del sueño señalan que varios sistemas corporales se ven afectados negativamente por el sueño inadecuado: el corazón, pulmones y riñones; el apetito, metabolismo y control de peso; la función inmunológica y la resistencia a las enfermedades; la sensibidad al dolor; el tiempo de reacción; el estado de ánimo, y la función cerebral.

Dormir Poco afecta la salud y acorta la vida.
"El sueño afecta casi todos los tejidos de nuestros cuerpos", señalo Michael J. Twery, especialista del sueño en los Institutos Nacionales de Salud, en Maryland.

Los niveles de la hormona leptina, que le dice al cerebro que se ha consumido suficiente alimento, son más bajos en las personas privadas de sueño mintras que los niveles de ghrelina, que estimula el apetito, son más altos. Además, el metabolismo se desacelera cuando se perturba el sueño; si nose le contrarresta mediante un mayor ejercicio o una ingesta calórica reducida, esta desaceleración podría agregar hasta cuatro kilos de aumento de peso en un año.

Los riesgos de enfermedades cardiovasculares y derrame cerebral son más altos en personas que duermen menos de seis horas por noche.

Una sola noche de sueño inadecuado puede causar que durante todo el día aumente la presión arterial en personas con hipertensión. El sueño insuficiente también está asociado con la calificación de las arterias coronarias y con niveles elevados de factores inflamatorios vinculados con la cardiopatía. (Dormir demasiado también puede ser peligroso. Se han encontrado índices más altos de males cardiacos entre mujeres que duermen mas de nueve horas por noche).

El riesgo de cancer tambien podria estar vinculado con el sueño. Un estudio japonés de casi 24 mil mujeres de entre 40 y 79 años arrojó que las que dormían menos de seis horas por noche tenían más probabilidades de desarrollar cáncer de mama que las mujeres que dormian más. Eva S. Schernhammer de la Facultad de Medicina de Harvard encontró una relación entre los niveles de melatonina, la hormona del sueño, y un mayor riesgo de cáncer de mama.


Sin embargo, algunos de los efectos más insidiosos de dormir muy poco involucran procesos mentales como el aprendizaje, la memoria, el juicio y la resolución de problemas.

Durante el sueño, nuevos conocimientos y caminos de la memoria se codifican en el cerebro, y el sueño adecuado es necesario para que esos caminos funcionen de manera óptima.

En los chequeos médicos, dígale a su doctor cuánto tiempo y qué tan bien duerme. Sea honesto: la duración y la calidad del sueño pueden ser tan importantes para la salud como su presión arterial y su nivel de colesterol.